T03E30 ~ Previo #WASvsSF, Semana 12

Después de dos visitas consecutivas, San Francisco inicia una racha importantísima (como todo lo que le resta) de dos partidos como local contra los Washington Redskins, en lo que probablemente sea el partido más sencillo que les queda en el resto de la temporada (si, los Raiders juegan mejor). Y aquí en el 49ersCast analizamos […]

Previo: Redskins @ 49ers

Por Adrián  /  @nanches Un año ha pasado desde el último enfrentamiento entre los San Francisco 49ers y los Washington Redskins (Nov. 25, 2013). En aquel juego de Lunes por la noche, los niners llegaban con dos derrotas al hilo pero gracias a grandes actuaciones de Colin Kaepernick (15 de 24, 235 yardas y 3TD), […]

Previa. Louisville @ Notre Dame

En el peor momento de la temporada, en el que la eficacia defensiva declina, los turnovers nos siguen matando, estamos fuera de los rankings, se van acumulando los lesionados y Brian Kelly es cuestionado por sus últimas decisiones, recibimos a Louisville en la que será su 1ª visita al Notre Dame Stadium y su 1º duelo contra los Irish.

Es además Senior Day, y eso nos puede dar un poco de ánimo para enderezar el rumbo de la campaña. La primeras visitas de equipos al Notre Dame Stadium y los Seniors Days tienen su anecdotario particular, incluída una nueva “maldición” a la que nos tenemos que enfrentar. Más abajo, en la sección de anécdotas y curiosidades doy cuenta de todas ellas.

Louisville trae un récord idéntico al de los Irish, 7-3 (5-3 en la ACC). Ha derrotado a Miami, Murray State, FIU, Wake Forest, Syracuse, North Carolina State y Boston College. Sus derrotas las ha cosechado en sus visitas a Virginia y a Clemson, y en casa frente a los campeones Florida State. Vendrán más descansados y preparados porque vienen de disfrutar de una semana de bye.

Los Cardinals son tradicionalmente un equipo ofensivo, pero en la temporada del regreso de Bobby Petrino (41-9 con los Cardinals en 2003-06) a la ciudad de Mohammed Ali, están jugando mejor en el otro sentido del juego. Tampoco va a ayudar al desarrollo de su ataque la lesión que va a suponer el fin de la campaña de su QB Will Gardner. Sin embargo han recuperado a otros playmakers lesionados y tienen todo el potencial para fundirnos.

Así Louisville se va a presentar con el QB true freshman Reggie Bonnafon, quien ya ha sido titular en tres partidos esta campaña aprovechando otra lesión de Gardner, pero cuyo juego no entusiasmó a Petrino, por lo que éste lo remplazó de nuevo por Gardner en cuanto pudo, o antes incluso. Bonnafon ha completado 51 de los 92 pases que ha lanzado (55,4%), para 662 yardas, 4 TD y una intercepción. Sin embargo, tiene más movilidad que Gardner, y ha acarreado el balón en 51 ocasiones para 138 yardas y 3 TD.

Petrino preparará probablemente para Bonnafon un playbook sencillo, buscando que sean sus playmakers quienes realicen las jugadas. Tiene a su disposición un amplio abanico de receptores veteranos, con los WR seniors DeVante Parker, Eli Rogers y Kai De La Cruz, el sophomore James Quick y el TE también senior Gerald Christian. Entre ellos destaca Parker, quien se ha perdido media temporada por lesión en un pie, pero que se ha reincorporado con ganas, ya que viene de sumar 214 yardas de recepción frente a Florida State y otras 144 contra Boston College. Es un candidato a la 1ª ronda del próximo draft de la NFL.

El juego de carrera se reparte entre un trío de buenos corredores: los seniors Michael Dyer y Dominique Brown, y del sophomore Brandon Radcliff. Los números de los tres están bastante equilibradros, con alrededor de 90 acarreos para unas 400 yardas cada uno, pero el joven Radcliff duplica los TD (8) de los seniors, aunque hay que decir que Dyer se ha perdido los primeros tres partidos por lesión. Dyer, transfer del Auburn campeón de 2010, es tal vez en estos momentos el RB más caliente del equipo, y va a ser un auténtico peligro junto con el joven Radcliff. La OL de los Cardinals es además veterana y muy sólida.

En resumidas cuentas, nos vamos a enfrentar a un ataque frente al que la defensa de los Irish va a ofrecer más incógnitas que certitudes. No estamos frenando bien la carrera, no estamos presionando bien al QB y los puntos nos están cayendo como churros. La ausencia de Sheldon Day va a ser además otro mazazo en el front seven. El veterano Justin Utupo y los freshmen tendrñan que dar un paso adelante e intentar ponerle las cosas difíciles al joven QB rival.

En el cuerpo de LB Nyles Morgan tiene que seguir mejorando su juego, tal y como hizo el sábado pasado. Hay que placar y frenar su juego de carrera para dejar el partido en manos de Bonnafon. Jaylon Smith tendrá oportunidad de firmar jugadas confundiendo al QB o intuyendo su jugada en un playbook limitado.

También hay dudas en la secundaria. Kelly la semana pasada sentó a Max Redfield para dar entrada a Drue Tranquill, y el freshman volverá a ser titular. Parece entender mejor la posición y toma decisiones más inteligentes que Redfield. Austin Collinsworth también está listo para jugar, tal y como vimos hace una semana al aprovechar su experiencia para anotar un TD en el retorno de un fumble. La participación de Cody Riggs va a ser limitada por lo que Cole Luke y Devin Butler tendrán la crucial labor de frenar a Parker y a sus colegas.

Brian VanGorder tiene trabajo por delante. El sábado pasado permitimos a Northwestern su mejor partido ofensivo de la temporada de largo. El potencial de Louisville es mucho mayor. Salvo que consigamos cortocircuitar a Bonnafon y a sus playmakers, vamos a necesitar de muchos puntos en ataque para tener opción a ganar el partido.

En el otro sentido del juego Everett Golson seguirá teninedo la espada de Damocles de los turnovers sobre él. Si es cuidadoso con el balón puede aprovecharse del dulce momento de juego de Will Fuller, que está completando una temporada de récord. Golson tiene un amplio abanico de posibilidades en el juego añereo, desde el pase profundo a Fuller o Corey Robinson, los screens, los páses rápidos y el juego de sus slot receivers Amir Carlisle y C.J. Prosise. Hasta la válvula de escape de Ben Koyack. Sólo se trata de tener cuidado del balón. La OL mejoró su protección del pase el sábado pasado, pero es posible que el agresivo front seven de los Cardinals les den un trato similar al que le infringieron los Sun Devils.
Porque si los turnovers son la mayor cruz de nuestro ataque, nos vamos a enfrentar a una defensa que lidera de FBS con 22 intercepciones, 13 de ellas del safety sophomore Gerod Holliman. El DE junior Sheldon Rankins lidera el peligroso pass rush con 7 sacks y 11 tackles for loss.

El juego de carrera volverá a recaer en las espaldas de Tarean Folston, nuestro back más productivo. Pero va a tener un día muy difícil frente a la 2ª mejor defensa terrestre de la FBS. Louisville permite apenas 87,4 yardas de carrera por partido, y sólo ha encajado 6 TD de carrera en la temporada, mientras que ha sumado 70 tackles for loss. Perdieron talento, sobre todo en el cuerpo de LB, pero los jóvenes no han dado un paso atrás. El OLB/DE Lorenzo Mauldin lleva 39 placajes, 10 de ellos para pérdida de yardas.

En los equipos especiales cuentan con un retornador que ya ha anotado esta temporada, el senior Corvin Lamb. También tienen un kicker veterano. Pero el mayor interés será ver qué hacemos nosotros con el equipo de patadas. Esperemos que una semana de más entrenamiento se note en la sincronía entre el LS Scott Daly, el holder Malik Zaire y Kyle Brindza. Vamos a necesitar sus puntos

Dentro de las noticias de personal y lesionados:

  • Everett Golson sufrió una lesión en su hombro lanzador, pero estará bien para el partido.
  • El DE Sheldon Day no jugará por esguince en el LLI de rodilla. 
  • El DL freshman Daniel Cage también está fuera por un esguince de rodilla. El también frehman Jay Hayes debutará en este final de temporada por necesidad.
  • El CB Cody Riggs jugará un número limitado de snaps por su peoblema de fractura de stress en el pie.

En cuanto a las anécdotas y curiosidades:

  • Primero vamos con la “Maldición del 5º año en el Senior Day“. Cuatro de los 5 últimos head coaches en entrenar por lo menos durante 5 años, perdieron su Senior Day en la 5ª temporada: Dan Devine (10-16 vs. Clemson en 1979), Gerry Faust (7-10 vs. LSU en 1985), Lou Holtz (21-25 vs. Penn State en 1990 cuando éramos #1) y Charle Weis (30-33 vs. Connecticut en 2009). Bob Davie fue el único que rompió con la maldición ganando a Navy por 34-16 en 2001 (aún estábamos en La Racha).
  • Habrá que ver si Brian Kelly también puede vencer a la malidición. Hasta la fecha lo ha hecho muy bien en los Senior Days, con victorias en las cuatro primeras temporadas de su Era. Ningún head coach Irish ha tenido un 5-0 en Senior Days desde Terry Brennan (1954-58).
  • Louisville será el 72º college que jugará en el Notre Dame Stadium. Sólo 12 de los 71 rivales ganaron en su primera visita a nuestro estadio desde que se construyó en 1930, tres de ellos consecutivos de 2009-11.
  • Ben Koyack ha sido seleccionado como uno de los 8 semifinalistas del John Mackey Award. Es el 6º TE Irish nominado en la última década. Los anteriores fueron Anthony Fasano, John Carlson, Kyle Rudolph, Tyler Eifert (ganador en 2012) y Troy Niklas.Ningún otro college ha tenido más de tres.
  • El Heisman Trophy Paul Hornung será homenajeado en el lanzamiento de la moneda El QB (y HB, FB y S) Irish es natural de Louisville, además de residente.
  • El sábado será el día de los seniors de la fallida Clase de 2011. Estos son los jugadores homenajeados:
    • Estudiantes graduados, seniors de 5º año: RT Christian Lombard, DL Justin Utupo, S Austin Collinsworth y CB Cody Riggs. Será su último partido en South Bend.
    • Seniors con la eligibilidad agotada: K/P Kyle Brindza, TE Ben Koyack y RB Cam McDaniel. También será su último partido en South Bend.
    • Seniors que pueden optar a una 5ª temporada, alfabéticamente: CB Josh Atkinson y Jalen Brown, WR Amir Carlisle, LB Ben Councell, S/NB Matthias Farley, QB Everett Golson, LB Jarrett Grace, G Conor Hanratty, S Eilar Hardy, C Matt Hegarty, DL Chase Hounshell, G/C Nick Martin, DE Anthony Rabasa y LB Joe Schmidt
    • No estarán por sanción, pero pueden regresar la próxima temporada el WR DaVaris Daniels y el OLB/DE Ishaq Williams.

Previa. Boise State @ Wyoming

Viajamos al frío y ventoso Laramie para traernos una victoria necesaria para  logar el primer objetivo de la temporada, ganar la División Mountain y jugar la Final de la MW, que además sería en el Bronco Stadium. En medio de una ola de frío otoñal, se esperan temperaturas de alrededor de -5º C y viento de 25-35 m.p.h., pero no es de esperar que nieve.

Los Cowboys se nos dan bien. Les hemos ganado en las 8 ocasiones en las que nos hemos enfentado, la mitad de ellas en el War Memorial Stadium. Tampoco están teniendo una buena temporada. Presentan un récord de 4-6 (2-4 en la MW), con victorias frente a Montana, Air Force, Florida Atlantic y Fresno State, esta última en Fresno, y derrotas frente a Oregon, Michigan StateHawai’i, San Jose State, Colorado State y Utah State.

El sábado lucharemos contra los Cowboys, contra la climatología y también contra nosotros mismos. Una de las cruces del equipo es su bipolaridad. Tiene en los partidos momentos horribles y otros brillantes. Llevamos dos jornadas seguidas remontando 14 y 20 puntos, respectivamente, y el primer objetivo es la regularidad. Empezar fuerte y no vernos abocados a otra épica remontada.

El ataque de los Cowboys es de todo menos explosivo. Son el 110º de la FBS con 20,9 puntos de media por partido, pero bien balanceado entre el juego aéreo (221,4 yardas por partido, 75º de la FBS) y la carrera (158,9 yardas, 72º). Suele ser un ataque de tempo lento, basado en un potente juego de carrera y mucha variedad en fromaciones y jugadas, un poco “old style“, comparado con los ataques de fast tempo actuales. Lo dirige el senior Colby Kirkegaard, un QB Pro style, que presenta unos discretos números. Ha completado el 58,9% de sus pases, y ha lanzado 11 pases de TD por 8 intercepciones. No es un jugadorque nos vaya a hacer daño con sus piernas.

Sus principales referencias en el juego aéreo son los WR también seniors Jalen Claiborne (36 recepciones, 499 yardas, 3 TD) y Dominic Ruffran (37, 495), además del sophomore Tanner Gentry (30, 386, 2 TD).

Sin embargo va a ser un día más para correr que para pasar, por lo que habrá que tener especial atención al dúo de principales backs de Wyoming, el junior Shaun Wick y el freshman Brian Hill. El primero ha acarreado el balón en 112 ocasiones para 705 yardas y 5 TD. El joven le sigue con 96 carreras para 574 yardas y 4 TD, pero es el RB más caliente de la unidad. Después de sumar apenas 50 yardas en los primeros 7 partidos, el freshman ha corrido por encima del centenar de yardas en cada uno de los últimos tres. La alternativa a ellos es el sophomore D.J. May, quen ha acarreado el balón en 56 ocasiones para 56 yardas y un par de TD.

La defensa de los Broncos sigue naufragando frente al juego de carrera, sobre todo en sus momentos “off”, y tendrá ponerse las pilas para enfrentarse al sólido y compacto juego de carrera de los Cowboys. Es el tiempo de jugadores jóvenes como Joey Martarano y Chanceller James, y de que la DL se muestre más fuerte y más compacta. En este sentido está destacando la presencia del NT Armand Nance en el centro de la unidad. El retorno a la alineación del lesionado Ben Weaver puede ayudar a fortalecer nuestro front seven.

La secundaria se está mostrando bastante sólida, y no debería tener demasiados poblemas para frenar el juego aéreo de los vaqueros. El CB senior Cleshawn Page viene de firmar una crucial intercepción el sábado pasado, y está peleando por minutos de juego con Jonathan Moxey para compartir backfield con Donte Deayon.

En el otro sentido del juego también tendremos que insistir en la carrera de Jay Ajayi, uno de los 10 semifinalistas para el Doak Walker Award, y también la de Grant Hedrick, quien sabe aprovechar los huecos de la defensa para hacer daño con sus scrambles. Hay que correr mucho y desde el principio del partido, aunque Ajayi siempre ha ido haciendo más daño a medida que avanzan los minutos.

No va a ser el mejor día para lanzar el balón, pero Bryan Harsin tiene confianza en la capacidad de Hedrick para lanzar el balón a pesar del viento. Thomas Sperbeck sigue refrendándose como go-to reciever, y junto con Troy Ware, Jeremy McNichols, o los TE Jake Roh y Holden Huff, serán las principales referencias de Hedrick. Mención aparte merece Shane Williams-Rhodes, tal vez un poco apagado las pasadas semanas pero que puede ser una de nuestras mejores armas en el juego de pase corto, screens y end arounds, dadas las condiciones climáticas.

El DE Eddie Yarbrough, lider de su equipo en placajes for loss, puede ser considerado el jugador más peligroso de la defensa de Wyoming, por otra parte, poco espectaculaer. Permite 188,3 yardas de carrera por partido (91º de la FBS) y 234,6 de pase (79º). Permite una media de 29,6 puntos por partido.

No hay noticias de nuevos lesionados.

,

Week 12 NFL 2014: El antes

La historia de la semana ha sido la gigantesca nevada que ha caído en el área de Buffalo. La cancelación parcial del partido que habían de jugar Jets y Bills allí el domingo es una consecuencia menor. La ciudad lleva 4 días colapsada y ha habido víctimas mortales. El partido se jugara en Detroitel lunes. Los jugadores de Bills no han podido salir casi de sus casas, mucho menos entrenar. A ver cuanto pueden entrenar de aquí al lunes.
La jornada comenzó ayer con el toque de campana de los Raiders. Primera victoria del equipo tras 10 derrotas. Tras casi 3 cuartos enteros de dominio sobre unos Chiefs sin gas, se vieron sorprendidos por una remontada de estos, que se pusieron por delante. Parecía que el dominio quedaría dilapidado, pero el último drive les salió de cine, y David Carr encontró a James Jones para la victoria. 1-10, Raiders.
Week 12, la ultima semana con bye weeks (la semana que viene es Thanksgiving). Steelersy Panthers descansan los últimos.
El Lions-Patriotses mi partido de la jornada. Quiero ver a esa defensa intentando contener el juego de Patriots. Ver a esa front seven luchar contra el juego aéreo y terrestre de Patriots va a ser muy bonito. Y veo a todo el mundo que se le está haciendo al boca agua con Jonas Gray, el rookie RB de Pats que la semana pasada hizo 4 TDs. Sabiendo como es Bill Belichick, y su historial con sus RBs, más vale que se refrene todo el mundo. El término “dosificar” se va a quedar corto para explicar esta situación.
Los Cardinals han batido a Rams y 49ers (ambos como locales) en su camino al liderato de la NFC West y la NFC. Sera esta semana la primera vez que se midan a Seattle este año. La estrategia del equipo con el mejor record de la NFL sigue siendo clara, la defensa debe tener el partido bajo un control absoluto, para que el ataque no pase de su estilo más conservador. Con el ataque apagado de Seahawks, y Marshawn Lynch tocado, quizás pueda parecer una tarea bastante factible. Pero la defensa de Seahawkstambién tendrá algo que decir en esto.
Los Texans están 5-5. ¡Quién lo iba a decir! Una victoria ante Bengals en casa les permitiría seguir a tiro de piedra de los Colts y el liderato de la división (para cuando jueguen el segundo partido de su serie). Pero esa victoria de Texans, a Bengals les haría un apaño bastante malo, ahora que lideran la AFC North. Con los resultados adecuados podrían pasar del al, en un momento. Que le den el balón a Jeremy Hill, cuantas más veces mejor.

 

 

Tras el golpe duro que recibieron los Eagles la semana pasada, las expectativas del equipo se han desplomado. Así funciona esto, no hay término medio, o estas arriban de la ola, o estas debajo de ella. Reciben a los Titans, un equipo que están mas pensando en 2015que en 2014. Pero ya vimos la semana pasada que su equipo de rookies (Mettenberger, Saknkey, Lewan) no está mal.

Ronda rápida.
El partido del morbo es el Bucs-Bears, por las líneas recientemente trazadas que van de un equipo (Bears) al otro (Bucs). Lovie Smith y Josh McCown vuelven a Chicago. Y como les dé por ganar…
Los Broncos se dieron contra una piedra el otro día, en forma de la defensa de Rams. Lo de esta semana es un acantilado, en forma de la defensa de Dolphins. A ver que Broncos vemos.
Tras una semana agitada de narices, los Redskins juegan en Santa Clara. Si 49ers aplastan a Redskins (que es posible), preparaos para otra semana agitada.